Inicio / Nuestra Organización

Nuestra Organización

La Federación de la Industria Eléctrica de Venezuela (FETRAELEC), es una organización de carácter gremial y sindical, fundada el 30 de Agosto de 1962, según consta en  la Boleta Nº 94 asentada en el folio 51 del Libro de Registro de la Dirección del trabajo del para entonces Ministerio del Trabajo, y es de las organizaciones Sindicales que sobrevivieron clandestinamente en la época del Dictador Marco Pérez Jiménez, y que fueron legalizadas en el periodo de la Democracia Representativa (de 1958 a 1999), de allí en adelante ha mantenido una constante línea de lucha por los derechos sindicales de lo trabajadores y trabajadoras, siendo uno de los momentos más álgidos y duros el de la década de los años 1990, que fue el llamado periodo de Privatización, periodo en el cual la Industria fue sometida a un penoso proceso de des-inversión y desintegración que dejo en la calle a miles de trabajadores, y del cual aún hoy la industria no se ha recuperado.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS DE FETRAELEC:

1.- Convenios con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la cual Venezuela es miembro desde 1919:

Convenio N° 87 sobre la Libertad Sindical y la protección del derecho de sindicación de 1948

Convenio N° 98 sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva de 1949

Convenio N° 135 sobre representación de los trabajadores, 1971

Convenio N° 151 sobre relaciones laborales en la administración pública de 1978 Convenio N° 154 sobre la negociación colectiva de 1981

2.-Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:

Artículo 52. Toda persona tiene derecho de asociarse con fines lícitos, de conformidad con la ley. El Estado estará obligado a facilitar el ejercicio de este derecho.

Artículo 95. Los trabajadores y las trabajadoras, sin distinción alguna y sin necesidad de autorización previa, tienen derecho a constituir libremente las organizaciones sindicales que estimen convenientes para la mejor defensa de sus derechos e intereses, así como a afiliarse o no a ellas, de conformidad con la Ley. Estas organizaciones no están sujetas a intervención, suspensión o disolución administrativa. Los trabajadores y trabajadoras están protegidos y protegidas contra todo acto de discriminación o de injerencia contrario al ejercicio de este derecho. Los promotores o promotoras y los o las integrantes de las directivas de las organizaciones sindicales gozarán de inamovilidad laboral durante el tiempo y en las condiciones que se requieran para el ejercicio de sus funciones.

3.- Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras:

TÍTULO VII; DEL DERECHO A LA PARTICIPACIÓN PROTAGÓNICA DE LOS TRABAJADORES, LAS TRABAJADORAS Y SUS ORGANIZACIONES SOCIALES

Artículo 353; Libertad Sindical: Los trabajadores y trabajadoras, sin distinción alguna y sin necesidad de autorización previa, tienen derecho a constituir libremente las organizaciones sindicales que estimen conveniente para la mejor defensa de sus derechos e intereses, así como afiliarse o no a ellas de conformidad con esta Ley. Las organizaciones sindicales no están sujetas a intervención, suspensión o disolución administrativa. Los trabajadores y trabajadoras están protegidos y protegidas contra todo acto de discriminación o injerencia contrario al ejercicio de este derecho.

Artículo 354; Autonomía Sindical: Todas las organizaciones sindicales tienen derecho a tener plena autonomía en su funcionamiento y gozarán de la protección especial del Estado para el cumplimiento de sus fines. Ninguna organización sindical será objeto de intervención o suspensión por parte de otras organizaciones sindicales.

Artículo 355; Derechos individuales de la libertad sindical: La libertad sindical de los trabajadores y de las trabajadoras comprende el derecho a: 1.- Organizarse para la defensa de sus derechos en el proceso social de trabajo; 2.- Afiliarse libremente a la organización sindical que decida. No ser obligado u obligada, ni constreñido o constreñida directa o indirectamente a formar parte o no de un sindicato; 3.- No afiliarse, o separarse de una organización sindical a libre voluntad, sin que ello comporte lesiones o perjuicios de cualquier naturaleza; 4.- Elegir y ser electo o electa como representante sindical; 5.- Intervenir activamente en el proceso de formación de un sindicato para la defensa de sus derechos e intereses en el proceso social de trabajo; 6.- Participar democráticamente en la toma de decisiones de la organización sindical a que este afiliado o afiliada; 7.- Ejercer libremente la actividad sindical.

Artículo 356; Derechos colectivos de la libertad sindical: La libertad sindical de las organizaciones sindicales, comprende el derecho a: 1.- Constituir federaciones, confederaciones o centrales sindicales, incluso a nivel internacional, en la forma que estimen conveniente; 2.- Afiliarse a federaciones, confederaciones o centrales sindicales, incluso a nivel internacional, sin autorización previa y a separarse de las mismas si lo consideran conveniente; 3.- Redactar sus propios estatutos, organizar su administración interna y formular su plan o programa de acción; 4.- Elegir, en el marco de la democracia participativa y protagónica, a su directiva sindical; 5.- Ejercer el derecho a la negociación colectiva y el planteamiento de conflictos colectivos de trabajo; 6.- En el caso de las organizaciones sindicales de trabajadores y trabajadoras, el ejercicio del derecho a huelga, dentro de las condiciones previstas en esta Ley.

Artículo 357; Prohibición de prácticas antisindicales: l Estado velará para que no se ejerza sobre los sindicatos, federaciones, confederaciones o centrales, ninguna restricción o presión en su funcionamiento, ni discriminación que atente contra el derecho a la participación democrática y protagónica de los trabajadores y las trabajadoras, que garantiza la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.